Las zonas secas y funcionales de un spa, reúnen las actividades relacionadas con el fitness y con los ejercicios de relajación y descanso no acuáticos.
Los spas de primer nivel suelen dividir esta zona en diversas áreas, para mayor comodidad de sus clientes.
Las zonas secas son ideales para la práctica de terapias alternativas. Muchos spa ya cuentan con zonas secas destinadas a pilates o a yoga.

La infraestructura básica de una zona seca debe contar con:

• Vestidores acondicionados, donde los usuarios puedan vestirse con toda comodidad después de los baños.
• Tumbonas, bancos y camas termocalefactadas (por agua o electricidad) y normales.
• Lámparas infrarrojas y zonas de calor.
• Techos pretensados con fibra óptica.
• Áreas de Aromaterapia, Cromoterapia y Musicoterapia.